domingo, 15 de enero de 2017

La Historia y el propósito de las Esencias Florales. Las Flores de Bush



Las esencias florales tienen una larga historia, que se extiende a muchas culturas. Incluso antes de la época de Cristo fueron utilizadas para la salud y la sanación, de hecho, un cierto número de libros afirma que las esencias florales fueron ampliamente utilizadas en las antiguas civilizaciones esotéricas llamadas Lemuria y Atlantis.
Los aborígenes australianos extrajeron los efectos benéficos de las esencias florales comiendo las flores enteras.
El uso de una flor con propósitos terapéuticos siempre era contemplado por parte de los aborígenes como un rito placentero.
Sin duda sabían de muchas flores que podían ser utilizadas para resolver desequilibrios emocionales específicos.
Cierto número de otras culturas, incluyendo la egipcia, la malaya y la africana, utilizaban las flores para tratar estados y desequilibrios emocionales.
Las Flores de Bush es un sistema terapéutico floral de  esencias madres mas las combinaciones, prodigadas con la fuerza de una tierra muy especial, Australia, donde crecen las especies más antiguas del planeta y el número más alto de plantas que florecen.
Un misterio que explica por qué en esta tierra la terapéutica floral existe desde tiempos inmemoriales.Hoy en día, la contaminación ambiental en Australia es de las más bajas del mundo.
El Dr. lan White, fue su creador. Homeópata y Naturópata, criado en el «BUSH» australiano (monte de arbustos), creció en Australia. Cuando era niño, tanto su abuela como su madre, se especializaron en el uso de plantas de Australia aprendiendo su profundo conocimiento que señala la curación. Aprendió un profundo respeto por la naturaleza a través de su herencia y pasó a convertirse en un profesional y un trabajador pionero en la investigación y la recuperación.
Australia es la tierra más antigua del mundo y el mayor número de plantas con flores se exhiben con gran belleza y fuerza fundamentó su trabajo en la larga tradición de los aborígenes australianos, que desarrolló siguiendo la línea del Dr. Bach, y contando con una naturaleza irrepetible.
Actualmente, su investigación evoluciona acorde con las nuevas necesidades del hombre.
Las Esencias florales Bush de Australia ayudan a eliminar cualquier tipo de bloqueo, sea este emocional o espiritual. Cuando la enfermedad física se hace visible, nos está indicando que existe un desequilibrio no tratado en el plano emocional o espiritual.
Hace tiempo que es sabido por terapeutas de diferentes disciplinas que las emociones tienen un fuerte impacto sobre partes concretas del cuerpo, como, por ejemplo, la pena y la tristeza está asociada a los pulmones, la rabia al hígado y el miedo a los riñones.
Las Esencias Bush estimulan la sanación y devuelven el bienestar al liberar y transmutar las emociones o pensamientos negativos y convertirlos en emociones y pensamientos positivos, como el amor, la alegría por vivir, la compasión, etc.
Si estás en una fase de cambios, sientes que estás viviendo en contra de tu naturaleza interior; si te sientes angustiado o depresivo, si tienes algún tipo de trauma, problema, miedo o ganas de que tu vida cambie para mejor, las Esencias Bush te ayudarán a tratar estos bloqueos, a ser más consciente de lo que necesita tu alma, a entender ciertos sentimientos y sobre todo a recuperarte más rápidamente y a salir de este bucle.
Con las Esencias Bush podemos tratar y resolver la causa de un problema porque van al origen, no solo sanan los síntomas si no que van más allá.
Los niños y las niñas al igual que los adultos se pueden beneficiar de los efectos de las Esencias Bush, ya que son completamente inocuas; trabajan a un nivel vibracional, eso significa que las esencias llevan las frecuencias de las flores, cada flor tiene una frecuencia de resonancia concreta y casa con la frecuencia de la emoción que trata, de esta manera la emoción queda equilibrada.
Con las esencias no existe ningún peligro de sobredosis, ni de alergias, ni de toxinas, hasta un bebé puede tomarlas.
Los niños y las niñas son muy reactivos a este tipo de tratamientos, ya que ellos no tienen tantos filtros ni bloqueos como los adultos, gracias a las Esencias Bush podemos hacerles la vida más plácida y sencilla amoldando cada esencia a cada cambio del pequeño.
Cuando un niño o niña “no se porta bien”, no es porque sea travieso o por que tenga maldad, el origen siempre es otro: es muy posible que esté imitando a alguien, o haya adquirido un patrón de comportamiento que no le corresponde, o simplemente está llamando la atención de un adulto por falta de apoyo, o incluso que este pequeño o pequeña no se sienta bien consigo mismo.
También puede ocurrir que nuestros hijos tengan terrores nocturnos o que todavía se hagan pis en la cama, o que tengan una necesidad de movimiento exagerada y no se puedan concentrar en la escuela, que se encierren en sí mismos y no sepan relacionarse con los demás compañeros.
Siempre existen circunstancias externas que pueden influir negativamente en la vida de nuestros hijos, es parte de su evolución personal, y no todos saben gestionar correctamente estos cambios; con las Esencias Bush podemos lograr una mejor adaptación a los cambios, eliminar los bloqueos que les están perjudicando y sanar las emociones negativas que no les permiten ser todo lo felices que se merecen.
Las flores son muy importantes en el proceso de sanación debido a que son naturales y no tienen ningún tipo de efecto secundario.
Trabajan en forma preventiva.
Entonces si pudiéramos trabajar sobre aspectos emocionales y espirituales no tendríamos desequilibrios físicos.


Mientras podamos trabajar todas nuestras frustraciones o enojos y todas las cosas que nos hacen mal, esto nos va a llevar a tener un mejor planeta.

Los Mudras el arte de usar las manos

Mudra significa gesto.


Los Mudras son los gestos corporales que se utilizan especialmente en el Hatha-Yoga, pero que también son utilizados en otros tipos de meditación.
Estos gestos son muy importantes porque nos permiten canalizar adecuadamente la energía a través de nuestro cuerpo, así como facilitar la consecución de numerosos objetivos como la elevación espiritual, la sanación física y la sanación emocional.
Su origen no está muy claro, aunque en el mundo occidental los conocemos gracias al mundo oriental que nos los trae como consecuencia de la introducción de sus doctrinas e ideologías.
Hay Mudras muy completos que implican a todo el cuerpo, pero también hay Mudras muy sencillos e igualmente poderosos que sólo requieren de nuestras manos para alcanzar nuestros objetivos.
Para practicar estos Mudras, no es necesaria una gran habilidad, sino bastante práctica, especialmente con aquellos que son muy complicados. Los dedos se van uniendo entre sí de maneras muy diversas y con presiones muy diversas, donde a veces sólo es necesario un leve roce y otras se necesita una gran presión.
¿CÓMO SE PRACTICAN LOS MUDRAS?
La práctica de los Mudras es muy sencilla. La presión que ha de hacerse es siempre muy suave.
Hemos de procurar mantenernos relajados mientras practicamos los Mudras.
Si te cansas en la postura del mudra, deja caer los brazos, deshaz brevemente el mudra y vuelve a adoptar la postura al cabo de un ratito.  Puedes practicarlo de pie, sentado, tumbado o caminando.
Para dolencias agudas, será necesario mantener el mudra hasta la desaparición de los síntomas.
En caso de dolencias crónicas, practicaremos el mudra correspondiente 3 veces al día: por la mañana, por la tarde y por la noche.
Comenzaremos con una duración de 3 a 5 minutos, aunque todo dependerá de tu propia intuición. Piensa que para que tenga efecto tendremos que hacerlo con una regularidad diaria, en los periodos y en la duración.
Respecto al tiempo en el que el mudra surgirá efecto, es muy variable. Manteniendo una constancia podemos tardar desde semanas hasta meses.
Cuando se trata de sanar el plano emocional-mental, suelen durar entre 21 y 42 días, realizándolos de una forma constante.
Si tus dolencias son provocadas por los bloqueos que produce el estrés, los Mudras serán tus mejores aliados, pero recuerda que es necesario cambiar los hábitos de pensamiento y de actuación en tu vida.
Si estás con tratamiento alopático (medicina convencional), no abandones el tratamiento tan sólo añade los Mudras como complemento al proceso curativo.
Es importante tener en cuenta en el caso de utilizarlos para la sanación física, que no hacen milagros, sino que su cometido es apoyar al tratamiento que estemos utilizando para sanar, haciendo que sea más eficaz y que la enfermedad sane con mayor prontitud.
En las manos, al igual que en los pies, están reflejados todos nuestros puntos corporales y por ello las diferentes posiciones ayudan a desbloquear aquellos que estén discordantes:
1.  Dedo pulgar: representa al elemento fuego y su cometido energético es equilibrar las energías del cuerpo, nutriendo cuando debe alimentarse y destruyendo cuando debe eliminarse. Además en él reside nuestra conciencia divina.
2. Dedo índice: representa al elemento aire y su cometido es proveernos de la capacidad de crear y de pensar. Este dedo nos trae las inspiraciones divinas. En él radican nuestros diferentes estados de ánimo. Tiene asignado el cuarto chakra.
3. Dedo medio: representa al elemento éter y su cometido es proveernos de la energía necesaria para actuar y vivir en armonía con el mundo espiritual que tienes a tu alcance. Tiene asignado el quinto chakra.
4. Dedo anular: representa al elemento tierra y su cometido es proveernos de la fuerza necesaria para defendernos y luchar por lo que es nuestro, así como del equilibrio interior para afrontar cualquier situación.
Tiene asignado el primer chakra.
5. Dedo meñique: representa al elemento agua y su cometido es proveernos de la posibilidad de interactuar con otros seres humanos en la sociedad.
Es el que nos permite relacionarnos correctamente.
Se encarga de trabajar nuestras emociones. Tiene asignado el segundo chakra.
Hay varios tipos de Mudras, todos practicados con diferentes técnicas de contornear los dedos de las manos con el fin de obtener sus máximos beneficios.
Los Mudras más comúnmente practicadas y sus beneficios:
1.- Gyan Mudra

También conocido como el Om Mudra, se logra mediante la unión de las puntas del dedo pulgar y el dedo índice para hacer una forma de “O”.
Se utiliza junto con la meditación.  
Es perfecto cuando lo haces por la mañana temprano con una mente fresca. Gyan mudra es muy útil en el logro de la tranquilidad y paz interior.
Terapéuticamente, se ha demostrado que es de gran valor para el tratamiento de trastornos psicológicos, ya que promueve una sensación de felicidad, además de afinar la memoria y agudizar su capacidad cerebral.
Tiene también la capacidad para curar el insomnio.
Practique este Mudra regularmente para curarse a sí mismo de los trastornos mentales y psicológicos como la ira, el estrés, la ansiedad o incluso depresión.
2.- Prana Mudra o Mudra de la Vida 
Activa la energía del cuerpo.
Restaura los ojos cansados y reduce el cansancio general. 
Ayuda a combatir la mayoría de las enfermedades.
Coloque la punta del pulgar junto a la punta del dedo anular y dedo meñique, manteniendo los dos dedos medios rectos.
Este mudra se recomienda hacerlo acompañado de la posición de loto o medio loto. 
No hay un tiempo específico para realizar este mudra. En cualquier momento del día será adecuado.
3.- Apaan Mudra
Junte la punta del dedo pulgar con la punta de los dedos anular y medio, manteniendo los 2 dedos restantes en posición recta.
Este Mudra limpia el cuerpo eliminando todos los residuos producidos por él. 
Es particularmente útil para las personas que sufren de problemas relacionados con la micción y el estreñimiento.
4.- Prithvi Mudra
Es el Mudra más fácil, se hace uniendo las puntas de los dedos anular y pulgar, manteniendo los demás dedos rectos.
Siéntese en posición de loto o semi loto manteniendo las palmas de las manos sobre las rodillas con los codos rectos. 
Realice este Mudra cuando se sienta estresado y agotado.
Si realiza este Mudra acompañado de padmasana o flor de loto le levantará el ánimo rápidamente. 
Prithvi Mudra promueve sentimientos de felicidad y ayuda a dar energía a todo el cuerpo.
Es preferible que realice este mudra en la mañana. Sin embargo, puede hacerlo en cualquier momento del día y por el tiempo que desee.
5.- Rudra Mudra

Ayuda a elevar la presión sanguínea baja y limpiar las venas bloqueadas. Mejora la circulación, la vista, la concentración y la respiración. Siéntese cómodamente con la espalda recta, la barbilla y el pecho en alto. Inhala y exhala por la nariz. Con las dos manos, unir las puntas del pulgar, el índice y el anular, mientras los demás dedos permanecen extendidos y relajados.
6.- Shankh Mudra

El Shankh Mudra trabaja los problemas de garganta y nos ayuda a estimular la capacidad de comunicación, tanto a la hora de hablar como de escuchar.

Envuelva los dedos de la mano derecha alrededor del pulgar izquierdo. Enseguida toca el pulgar derecho la punta del dedo índice izquierdo.
Estos son sólo algunos de los cientos de Mudras conocidos para ayudar a equilibrar el cuerpo (canalizando correctamente la energía a través de él). 
Los Mudras no sólo son conocidos para ayudar con los problemas del estado físico.
Hay muchos Mudras que se utilizan para potenciar las capacidades psíquicas y profundizar las prácticas espirituales.
7.-Vayu Mudra es conocido como el Mudra de los vientos. Ayuda a calmar cualquier dolencia provocada por uno de ellos: meteorismo, temblores, ciática
Este Mudra se realiza con ambas manos.  
Dobla el índice de manera que la punta del dedo toque la base del pulgar y presiónala suavemente con el pulgar, mientras los otros dedos se mantienen relajados y extendidos.
En el caso de molestias crónicas es recomendable practicarlo tres veces al día durante 15 minutos; de no ser así, hasta que se produzca el efecto deseado.

Esta posición impide el «viento», es decir, las flatulencias y la sensación de saciedad en todo el cuerpo. 

domingo, 8 de enero de 2017

Que es Reiki Kármico y para qué sirve?


Aveces traemos estos patrones repetitivos de otras vidas anteriores, y suelen quedarse con nosotros hasta que realizamos el trabajo de limpieza y toma de conciencia correspondiente
Este sistema de Reiki trabaja sobre el campo áurico del receptor liberando los patrones negativos, conscientes o no.
El Reiki Kármico es un tipo de energía que está especializada en el concepto del karma para hacer frente y sanar diversos patrones negativos y cuestiones que surgen de sucesos Kármicos.
Aporta 5 Símbolos de alta frecuencia vibracionales dos serán los llamados “Símbolos de base” y tres los llamados "Símbolos Hermanos". Símbolos poderosos de sanación
Un símbolo para eliminar patrones repetitivos a nivel mental, otro símbolo para eliminar conductas emocionales negativas, y tres símbolos para eliminar y purificar nuestra aura de energías nocivas.
Nuestras acciones quedan reflejadas en nuestro "cuerpo sutil" o "campo electromagnético", conocido como Aura.
Entonces, generamos frecuencias vibracionales que pueden atraer a nuestra vida hechos afortunados o desafortunados. "karma" significa literalmente acción. 
Una acción necesariamente también incluye su reacción.
Es una ley física, que cada vez que se realiza una acción, que es seguido por una reacción (acción = reacción). 
Para las personas, esto significa que cualquier acción que uno hace, una reacción seguirá. 
Si uno siembra una semilla buena, la cosecha  resultante será buena. 
Si alguien realiza malas acciones lo que obtendrá será una  mala reacción.
Es decir, que todos mis actos tienen una consecuencia, y eso me es devuelto. Todo lo que hago con buena intención, me es devuelto de la misma forma.
Lo mismo sucede con pensamientos de rencor, envidia o celos. Todo lo que doy, recibo.
Esto se debe a que los pensamientos generan una emoción, que a su vez genera una vibración. Esa vibración se transmite a través del aura.
La energía transmitida a través del aura funciona como un imán, que atrae más de lo mismo, es decir personas o situaciones acordes a esa energía que estamos emitiendo.
Es de suma  importancia trabajar con los patrones de pensamientos cristalizados o heredados de nuestro sistema familiar.
Mediante las Técnicas que ofrece Reiki Kármico, podemos detectar esas frecuencias vibracionales y liberarlas desde su origen.
Reiki Kármico te ayuda a eliminar el karma negativo acumulado en esta vida así como en otras vidas pasadas.

jueves, 5 de enero de 2017

A que llamamos karma?


La ley del karma es un ejemplo especial de la ley de causa y efecto que establece que nuestras acciones físicas, verbales y mentales son causas, y nuestras experiencias son sus efectos.
La ley del karma enseña por qué cada individuo posee una disposición mental, una apariencia física y unas experiencias únicas.
Estas son los efectos de las incontables acciones que cada uno ha realizado en el pasado.
Puesto que no hay dos personas que hayan realizado las mismas acciones en vidas pasadas, nadie puede tener los mismos estados mentales, experiencias y apariencia física que otro.
Cada ser posee su propio karma individual.
La palabra karma significa 'acción' y se refiere principalmente a nuestras acciones físicas, verbales y mentales.
Las acciones que efectuamos dejan huellas o impresiones en nuestra mente muy sutil que, con el tiempo, producen sus correspondientes resultados.
Nuestra mente es comparable a un campo de siembra, y las acciones que cometemos, a las semillas que en él se plantan.
Las acciones virtuosas son las semillas de nuestra felicidad futura, y las perjudiciales, las de nuestro sufrimiento.
Estas semillas permanecen ocultas en nuestra mente hasta que producen su efecto, cuando se reúnen las condiciones necesarias para su germinación. 
Además, desde que se realiza la acción original hasta que maduran sus consecuencias, pueden transcurrir varias vidas.
Como resultado de nuestras acciones o karma, renacemos en este mundo impuro y contaminado y tenemos problemas y dificultades sin cesar.
Nuestras acciones son impuras porque nuestra mente está contaminada por el veneno interno del aferramiento propio.
Esta es la razón principal por la que experimentamos sufrimiento.
Este es producido por nuestras propias acciones o karma y no es un castigo impuesto por nadie.
Sufrimos porque hemos cometido numerosas acciones perjudiciales en vidas pasadas.
El origen de estas malas acciones son nuestras propias perturbaciones mentales, como el odio, el apego y la ignorancia del aferramiento propio.
Cuando hayamos eliminado de nuestra mente el aferramiento propio y demás engaños, nuestras acciones serán puras.
Como resultado de estas acciones, nuestras experiencias, nuestro mundo, cuerpo y disfrutes, y los seres que nos rodean, también serán puros.
No quedará ni el menor rastro de sufrimiento, impureza ni dificultades.
De esta manera, encontraremos la verdadera felicidad en nuestra mente.
El Karma es el juez de nuestros actos, es la energía trascendente e invisible que se deriva de nuestros comportamientos y que va acumulando consecuencias y pagos conforme a ellos. 
El Karma simplemente nos dice que las fuerzas que pusimos en movimiento hace diez minutos o hace diez vidas volverán a nosotros.
Íntimamente ligado a las reencarnaciones venideras, se convierte en la energía que usaremos para limpiar el alma hasta que alcancemos la perfección.
Mientras que el karma simboliza la responsabilidad y el pago por nuestras acciones, la reencarnación nos ofrece la oportunidad de seguir avanzando.
Según esto, nosotros tenemos la libertad de comportarnos como queramos desde la primera encarnación y, en consecuencia, acumularemos esta energía. La creación de karma bueno y malo e intencional o no intencional dictará lo que tenemos que enfrentar y resolver en la vida.
Nuestra primera meta es aprender, a través de la experiencia, a ser mejores.
Así, la Ley del karma no da lugar a la casualidad y en ella encierra 12 leyes que dictaminarán cómo responderemos por nuestras acciones, pensamientos y sentimientos:
1.-LA GRAN LEY  o la ley de causa y efecto: hemos crecido con esta ley muy presente aunque no lo sepamos,  simplemente nos dice que lo que sembramos es lo que cosecharemos.  
Lo que ponemos en el Universo es lo que vuelve a nosotros. 
La energía negativa enviada a otros volverá de nuevo a ti, pero 10 veces más potente, si siembras vientos recogerás tempestades. 
El Karma es el juez de nuestros actos que nos ayuda a reflexionar sobre nuestros sufrimientos.
2. LEY DE LA CREACIÓN: la vida requiere de participemos de ella.
Somos uno con el universo dentro y fuera, somos parte de la corriente de nacimiento de la naturaleza y nuestras vidas se reproducen como el resto de ciclos naturales. Lo que nos rodea nos da pistas sobre nuestro estado interior. Crea las opciones que quieras tener en tu vida,
3. LEY DE LA HUMILDAD: lo que te niegas a aceptar, te va a seguir ocurriendo. 
Si ante alguien o algo solamente ves a un enemigo o algo negativo, entonces no estás en un nivel superior de existencia.
Cumplir esta ley significa aceptar sin entrar a valorar la superioridad.
4. LEY DEL CRECIMIENTO: donde quiera que vayas, siempre estarás tú. 
Para que podamos crecer en el espíritu somos nosotros los que debemos cambiar y no las personas, lugares o cosas que nos rodean.
Solo tendremos control sobre nosotros mismos en nuestra vida.
Si procuramos cambiar nuestro interior nuestra vida también cambiará, esto ha de hacerse con cuidado para que redunde en un beneficio Kármico, no faltes de amor a ti mismo.
5. LEY DE RESPONSABILIDAD: cada vez que algo malo sucede, hay algo mal en ti.
Lo que nos rodea nos refleja y reflejamos lo que nos rodea; es importantísimo asumir la responsabilidad de lo que en tu vida está presente.
6. LEY DE LA CONEXIÓN: Incluso si algo que hacemos parece insignificante, es muy importante saber que se hace en conexión con todo el universo. 
Cada paso lleva al siguiente paso y así sucesivamente. 
Alguien hará el trabajo inicial para que alguien obtenga algo.
Ni el primer ni el último paso son más o menos importantes porque ambos son necesarios para realizar la tarea.
Todos estamos conectados en pasado, presente y futuro.
7. LEY DEL ENFOQUE: No se puede pensar en dos cosas al mismo tiempo. 
Tienes que ir subiendo peldaño por peldaño. 
Cuando perdemos el norte en nuestra brújula despertamos a la inseguridad y a la ira.
8. LEY DEL DAR Y DE LA HOSPITALIDAD: Si tú crees que algo es verdad, entonces en algún momento de tu vida serás llamado a demostrar que es verdad. 
Da y otorga para poder poner en práctica lo que has aprendido.
9. LEY DEL AQUÍ Y AHORA: Mirar hacia atrás y vivir anclados en el pasado es lo que nos impide disfrutar del presente y estar totalmente en el aquí y ahora Los viejos pensamientos, hábitos y sueños son los que nos impiden renovar nuestro alma.
10. LEY DEL CAMBIO: La historia se repite hasta que aprendamos las lecciones necesarias para cambiar nuestro camino.
11.-LEY DE LA PACIENCIA Y LA RECOMPENSA: todas las recompensas requieren de un esfuerzo inicial. 
La mayor gratificación es la que demanda más dedicación, paciencia y persistencia.
Amar nuestro sitio en el mundo recompensará nuestro esfuerzo a su debido tiempo, justo cuando hayamos aprendido la importancia de estos valores.
12. LEY DE LA IMPORTANCIA E INSPIRACIÓN: el valor de algo es el resultado directo de la energía y la intención que se pone en él. 
Cada contribución personal es también una contribución a la totalidad. 
Las contribuciones mediocres no tienen ningún impacto en la totalidad, son tan comunes que se anulan entre ellas. 
Pon todo tu corazón en cada acto para que obtenga el valor necesario.
El karma no es una venganza, es el reflejo de tus actos.






lunes, 28 de noviembre de 2016

Reiki psíquico que es?


El Reiki psíquico  ayuda aumentar la conciencia en todos los niveles: mental, físico, espiritual y emocional, y ayuda a abrir y ampliar sus habilidades psíquicas naturales, así como ayudar a limpiar el mencionado cuerpo de arriba para permitir que sus talentos psíquicos naturales bajen  a la superficie
Esta sintonía NO DA “inmediato poder psíquico”, pero ayuda a abrir a la persona más para que sus habilidades psíquicas naturales se desarrollen.
Todo el mundo tiene algunas habilidades psíquicas, pero muchas personas nunca lo descubren o exploran estas  posibilidades, o simplemente no saben cómo.
Con esta sintonía, las personas que han tenido experiencias con la clarividencia o alguien que ha tenido sueños en los que han recibido información, pueden experimentar más fuertes y más claros los mensajes, la información y los sueños.
Con la Sintonización Reiki psíquico ayudarás a abrir tus habilidades Psíquicas naturales.
Cada persona tiene habilidades psíquicas que varían por lo que se refiere a intensidad y fuerza.
La fuerza de sus habilidades dependerá de lo que te propongas lograr durante esta vida.
La Iniciación del Reiki Psíquico es un procedimiento  que se lleva a cabo en presencia o a distancia por un  Master en Reiki debidamente acreditado como tal.
Muchas Habilidades pueden venir a partir de esta Iniciación.
Estas habilidades  se pueden notar rápidamente o pueden tomar varios meses. También se desarrollara más aquella   que usted trabaje  y ejercite más.


viernes, 4 de noviembre de 2016

De todas las cosas que llevas puestas, la más importante es Tu actitud

Mis actitudes me definen
No importa los títulos universitarios que tengamos, cuál sea nuestro trabajo o dónde vivamos. 
La manera en que nos relacionamos con los demás es la que dice todo de nosotros. 
Así es, las actitudes que mantengamos con alguien que nos necesita, con aquellos que nos aman e incluso con aquellos que no nos caen demasiado simpáticos.
La amabilidad, el altruismo y la solidaridad son palabras fáciles de pronunciar, sin embargo conseguir que sean el emblema de nuestros comportamientos es más complicado. 
Si lo conseguimos, ellas serán las que definan nuestra personalidad y por las que seremos recordados.
¿Qué es la actitud?
Básicamente se trata de la manera en la que enfocamos las diferentes situaciones que tenemos que afrontar. Podría decirse que la actitud son los hábitos que nos caracterizan y que todo el mundo conoce de nosotros. 
Por ejemplo, si cuando entramos a una tienda saludamos amablemente a los vendedores o al ver a una persona en situación de necesidad no dudamos en asistirla, estamos demostrando varias actitudes: amabilidad, educación, generosidad o altruismo.
Esta palabra se suele usar en el ámbito empresarial o en las relaciones de pareja, pero no nos damos cuenta de que la actitud es aplicable a todo lo que nos sucede. ¡Esa es la actitud! Se escucha cuando alguien enfrenta los obstáculos, se levanta después de caer o va subiendo poco las dificultades de las metas que enfrenta.
La actitud no es nada sin las acciones que la manifiesten. Sin duda, los actos son los que nos definen como personas, como amigos, parejas, compañeros o ciudadanos.
La actitud: ¿se nace o se hace?
Partiendo de la base de que nuestra intención es hacer el bien y tenemos a nuestro alcance los recursos necesarios para avanzar con esta premisa -aptitudes-, es fácil pensar que la actitud es innata.Sin embargo, no es tan sencillo.
Los mensajes que recibimos de la sociedad, en referencia a lo que está bien y lo que está mal, y la acumulación de nuestras propias experiencias también tienen mucho que decir en la configuración de nuestra disposición ante la vida.
¿Por qué? Porque nuestras actitudes son muy sensibles al refuerzo que reciben. 
Si cuando somos pequeños, nuestras personas de referencia premian el hecho de que cuando entremos en un sitio saludemos a las personas que están en él, probablemente pasaremos a realizar el mismo comportamiento en situaciones parecidas. 
Además, no solo haremos eso, sino que comportamientos parecidos, como el de quitarse el sombrero o la gorra a a la hora de entrar en un sitio cerrado, los adquiriremos con mayor facilidad.
El valor de nuestros actos
Cada vez que dices o haces, estás comunicándote con las personas que te rodean. Eso puede tener consecuencias positivas o negativas. 
No importa realmente lo que estés pensando porque nadie puede introducirse en tu cabeza. Por ello sólo valen los hechos y que tus palabras vayan de su mano.
De nada sirve pensar “ayudaré a esta persona” si en realidad no lo haces. Procediendo de esta manera, te estás mintiendo a ti y al otro, si se lo cuentas. 
Estás proyectando en ti y en los demás la imagen de ser alguien poco fiable, cuyas palabras solamente son una fuente de incertidumbre, ya que nadie -ni siquiera tú- apostaría demasiado porque las fueras a cumplir.
No sólo estamos hablando de tus relaciones con los demás, sino también de tus propios sueños, ideas u objetivos que tengas. Por más de que sean los mejores del mundo, si no los llevas a la acción, de nada te servirá.
Las palabras se van, las actitudes quedan
Seguro conoces la frase “las palabras se las lleva el viento”. 
Hablar y hablar, pero no actuar, también es una manera de condenarnos a que tengan una impresión errónea sobre nosotros. 
Si deseas transmitir algo y que tus dichos encierren la verdad que pretendes, debes acompañarlos con actitudes. Recuerda que las acciones no vuelan lejos ni quedan en el olvido.
Es preciso que saques a relucir toda la autenticidad que tienes dentro, que seas fiel a tus valores y que no prometas algo que no sabes si puedes cumplir.
¿Eres convincente y tus acciones son congruentes con tus palabras? ¿Dices todo aquello que deseas o te guardas cosas para ti mismo? Reflexiona sobre tu manera de ser y de actuar con los demás y ponte en el lugar del otro.
La actitud ayuda a diferenciarse
No es tu ropa, ni tu peinado, ni la forma en que caminas lo que realmente te diferencia del resto es tu actitud ante las dificultades y los logros, ante las victorias y las derrotas. 
Estamos acostumbrados a los productos hechos en serie y por eso nos olvidamos de los fabricados a mano, únicos e irrepetibles.
¡Tienes que ser como esa pieza que cuesta más en la tienda por el trabajo que llevó su diseño y constricción! 
Para poder evitar estar dentro de la masividad y lo “idéntico al resto”, es preciso que seas responsable, no pongas excusas, te adelantes a los hechos, seas positivo y tengas la habilidad para gestionar tus emociones. No olvides cumplir con tus promesas, pensar antes de actuar y analizar qué cosas haces para mejorar la impresión o la definición que tú y los demás tenéis sobre ti.
“El sentido de las cosas no está en las cosas mismas, sino en nuestra actitud hacia ellas.”Antoine de Saint-Exupéry-
Fuente:http://rakukeireiki.ning.com/profiles/blogs/mis-actitudes-me-definen